jueves, 2 de febrero de 2012

La furia del agua





No siempre los ríos son estampas de calma. Las aguas también se enfurecen (bueno, nos contaron que el río Malito, cerca de Palena, tiene ese nombre porque en invierno, con las lluvias, se embravece y arrastra todo lo que encuentra cerca) y el río Futaleufu, tal como lo vimos del lado chileno cuando nos acercábamos a la población del mismo nombre, estaba realmente furioso. Rápido, bramador e impetuoso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada