martes, 3 de febrero de 2009



En las inmensas (y ventosas) playas de Rada Tilly ando yo estirando un poco las piernas, en una pausa de la larga travesía del regreso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada