sábado, 5 de marzo de 2011

Conquistar los cielos, desde Pehuenia al Pacífico,pasando por el territorio de los volcanes

 Un plácido y caluroso atardecer en el lago Moquehue, Villa Pehuenia (arriba) y el camino cubierto de escarchilla y granizo después de una violenta tormenta ¡de verano! en el paso de Pino Hachado (abajo), contrastes del paisaje y del clima en nuestra Patagonia.
La conquista de los cielos, ese espacio infinito en donde caben todos los sueños, es el inmemorial objetivo del hombre, en sus afanes terrenales y espirituales. Cuanto más cerca está uno del cielo parece que se siente mejor. En estas vacaciones del verano 2011 mi compañera Dalia y yo (este cronista escribidor) procuramos una vez más acercarnos a ese objetivo esencial. Y logramos estar en los cielos claros y esperanzados de Villa Pehuenia (Neuquén), cruzamos el territorio amenazante  de los volcanes y quedamos sorprendidos en las brumas del cielo confuso del Pacífico, en Conun Traytray Có (hoy vergonzosamente llamado Puerto Saavedra). En el viaje de vuelta nos metimos adentro de una tormenta de granizo, nieve y escarchilla, en los cielos fronterizos de Pino Hachado y por algunos segundos, envueltos en el fragor ruidoso de la pedrea y sin ninguna visibilidad, entendimos que el cielo no siempre es plácido. Impresiones del camino, en una apretada bitácora que ofrece este blog en diversos capítulos ilustrados. ¡Gracias por visitarnos! Punto final para estas anotaciones...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada